sábado, 10 de julio de 2010

Anoche... triunfé

Son las 10 de la noche y empiezo a recordar que en la piscina habíamos acordado que a las 11 en la terraza del pub, me tengo que duchar y arreglarme(hay gente que se ha muerto esperando a que saliera del baño) una vez que el espejo me confiesa que estoy lo suficientemente atractivo, antes de esto me tengo que arreglar el pelo, es la parte que más odio, me desespero, entonces una vez que he probado todos los peinados existentes y más es hora de irse.

Me empiezo a dar cuenta de que las zapatillas que llevo puestas son las que me rozan y que no me he puesto ninguna tirita, pero no hay dolor, hay que luchar por ser atractivo.
Por la calle me encuentro con una silueta que me suena demasiado, no llevaba gafas y no veía ni torta así que paso de ella, pero de repente oigo mi nombre, ¿María, eres tú? Respuesta afirmativa, pero está esperando el novio, me dice que luego vendrá así que sigo por mi camino y de repente, he llegado al pub, pero en la terraza no veo a nadie... entonces otra silueta que me suena familiar se me acerca y me saluda, salimos los dos fuera a esperar a los demás. Fue una noche grandiosa, yo fui el centro de atenciones del grupo, uno me dijo que me parecía a tom cruise, eso me hizo feliz :D.

Ahora mismo sólo tengo una pequeña espina clavada, es largo de explicar, os lo resumo, uno de los que viene al campamento conmigo está jugando con una amiga mía, diciendo que la quieres pero luego a las espaldas me dice que es sólo para divertirse. Mi amiga esta está dejando de hablarme porque no sabe a quien creer, yo la eh dicho la verdad, pero no me hace caso. Y lo que yo no sé es si a ella el del campamento en realidad le gusta o no. Si queréis saber quién es el del campamento, es el chico pesado del que ya os he hablado en anteriores entradas. Es un dilema, y por hoy aquí os dejo, saludos y comentad todo lo posible, alimentad mi blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario